sábado, 20 de febrero de 2016

Poesía de Amores y Desamores (19)

Imagen en el archivo de Anita Mendoza 

Versos de José Carrillo Moreno
Tu cadenciosa lentitud de virgen.
La melodía inaudita de tus labios,
y la tersura intacta
de tus manos de alba
que bajaron del cielo
para pulsarme el alma.

Poema de Iris Villamizar
Ella escribe un poema
Cuando sus labios los sellan
Con hilos de sangre
Ella escribe un poema
Cuando desea un abrazo
Y se encuentra
En una isla de sabanas
Ella escribe un poema
Cuando después de danzar
Sobre su cuerpo
Escucha un susurro
Que contesta una llamada
A medianoche
Ella escribe un poema
Aunque él no cubra
Su rostro para cortar
Con el filo
De la indiferencia
Su respiración.

Imagen en el archivo de Leonora Montañez


Poema de José Daniel Suárez Hermoso
Hoy pruebo el sabor de tus labios
y me embriago
la casa de mis carnes está abierta
te doy la cábala de mis manos
y el sentido indeciso de mis tesoros
nuestro tiempo es mar serenizado 
de mareas me vienen hilos 
para unir los amantes
y esta noche larga y silenciosa.

LO MÁS HONDO DEL MITO (Onías Gustavo Sánchez Barrios)
Eurídice, por andar
tras la fábula de tus besos en la niebla
he perdido el rastro de la Villa,
desorientado entro en la lluvia espesa
sólo silencio y miedo me acompañan,
sólo alumbran los relámpagos
tu figura se desvanece
cuando desciendes
a lo más hondo del mito.

UN DÍA (Ana Mercedes Vivas García)
Lancé mi red
con fragantes caricias

Hilé día a día tus angustias
y tejí una bufanda
para que el viento retozara

Desmanche nuestro refugio
de tus miedos
y mis temores

Alisé tu corazón
y hasta perfumé
tus pensamientos...

Imagen en el archivo de Maritza Torres Cedeño

TRIUNFO  (Olga Luzardo)
Yo no creo en el triunfo
de tu carne,
cuando tú me tomas…
pienso en el triunfo mío
que he podido tenerte
sin recelos…

Yo no pienso en los besos
que otra mujer te diera 
en otras noches…

Pienso que son tus labios
los que me están besando
con anhelo.

Yo no creo en el triunfo
de las manos que aprietan
mis duros senos…

Creo en la esclavitud
que le ha creado mi cuerpo
a tus deseos.


Imagen en el archivo de Anita Mendoza 

Poema de Solange Rincón
Mirarnos a través de las ventanas
nos hace transparentes
nos acerca  a cálidos ritmos incluidos en la piel
de tú que me toca
y me lee de risas
el rostro bueno del amor


Y VOLVER, VOLVER (Guillermo de León Calles)
 Mi único tiempo es descubrir contigo la alegría
de goma que tienes agazapada
Todo tu llanto también es esta ciudad
la calle tiene ese olor
ese sudor
inventado por la cama
Busco tu pelo
pero es la boca
la que se atraviesa en la soledad
como si fuera una bailarina
Me voy pronto y puedo ver
todo el mar arruinando mi tristeza,
cada quien busca el punto exacto
del país suyo, imbatible, eterno
entonces queda decirte
que soy tambor y Venezuela
caribeño y que cree en un proceso político
dentro, tengo otro pasaporte
y es el abrazo con toda su ebriedad
Tantas cosas pero sólo las palabras
guardan el cofre sagrado
la otra música
Se van bajando los días
en el resto de la Internet
no ven cómo alumbro yo
relampagueando desde el ombligo
hasta la fiesta

gritando a los cuatro vientos que me moldeaste

Imagen en el archivo de Hméndez Artellier