jueves, 25 de agosto de 2011

TRES POEMAS LLANEROS DE VÍCTOR MANUEL GUTIÉRREZ


Hubo mil cestos de trinos de pajarillos felices
(Foto el álbum Aves de Cojedes- Ara Macao)


AL FIN LLOVIÓ EN MIS CAMINOS
(Premio de Poesía Novel, Valparaíso, Chile, 1939)

Al fin llovió en mis caminos

y fueron pan las raíces,
hubo mil cestos de trinos
de pajarillos felices,
hubo rumor de hojarascas
y corretear de perdices,
mientras daba el horizonte
esplendor a sus matices.

Al fin llovió en mis caminos
y la huella fresquecita,
cantó con los manantiales
un verso de agua clarita,
y así la tierra mojada
con su fragancia bendita,
dibujó por la llanura
todas las cosas bonitas.

Al fin llovió en mis caminos
y la tierra se hizo buena,
despertaron las cosechas
de mis continuas faenas,
hubo palpitar de espigas
arrulladas por la siembra,
y surco y arado hablaron
de que la vida era bella,
cuando se sabe esperar
como yo esperé por ella.

Al fin llovió en mis caminos

y humedeció las arenas,
estaba la tierra encinta
más amorosa y más buena,
oí llorar la cosecha
dada a la luz como una nena
y de mis ojos cayeron
lágrimas de dolor y pena.

Al fin llovió en mis caminos

mientras llovía en mi alma,
y me floreció por dentro
una cosecha de calma,
y fue mi espiga de amor
mi dolor se hizo una palma,
y me brotaron los hijos
por cada punta del alma.

Al fin llovió en mis caminos
y fue más lindo mi Llano,
me fueron brotando lirios
en los surcos de las manos,
yo me sentía jardín
y seguía siendo humano,
y en cada punta del alma
me fueron brotando manos.

Al fin llovió en mis caminos

y hubo flores en el prado,
arado, surco y cosecha
fueron un himno sagrado,
yo adiviné la presencia
del autor de lo creado,
y en cada punta de mi alma
estaba el Padre sentado.


EL CARRETÓN DEL TIEMPO

La muerte y la vida están

sobre el Carretón del Tiempo,
la muerte veloz se pierde
por trochas del sentimiento,
y la vida, paso a paso
va Camino de los Muertos,
llaman vida a este sufrir
sin tener paz ni un momento,
yo diría que esto es morir
sobre el Carretón del Tiempo.

Eso que acá llaman vida

es lo mismo que la muerte,
pues las cosas definidas
no son caprichos ni suerte,
y lo que acá llaman vida
hay mundos donde es la muerte,
y en eterno devenir
se transforma hasta lo inerte,
pues la ley es solo una
lo mismo es vida que muerte.

¿Mas de qué sirve vivir

si morir es una ley?
Y en iguales condiciones
mueren hombre, perro y buey,
ateos y religiosos
el Papa, el soldado, el Rey,
vida y muerte es solo una
porque una sola es la ley,
las dos son la misma cosa
algún día lo entendería.

En el Carretón del Tiempo

es auriga el devenir,
en él todo se transforma
todo está en el existir,
ley es nacer y morir por lo cual
voy a decir, en estos sencillos versos,
que acá nada fue inventado
todo está en el Universo.


ROMANCE DEL AMOR PERDIDO

(Poema Premiado en el Festival Internacional de Cultura Llanera “El Silbón de Oro”)

Ella era una inocente

pero yo fui muy canalla,
la monté en mi yegua baya
un Día de San Vicente,
y con el sol muy ardiente
nos fuimos al pasitrote,
hasta que del horizonte
no quedó más que un ribete.
Cuántas cosas le diría
cuántas cosas me creyó,
y en mis brazos se rindió
sin saber si la quería,
así pasaron los días
las semanas qué sé yo,
y al fin me comunicó
que ella en cinta se sentía.

No me causó la alegría

que eras lógico sentir,
y solo pensé en huir
perderme en la lejanía,
y así fue que el otro día
le dije: regreso ahora,
y me fui lejos, señora,
a huir de mi cobardía.

Porque no pensé que un día

en este Llano tan grande,
a fuerza de ser cobarde
la pena me mataría,
mas no sé lo que sentía
pero al pueblo regresé,
y como no la encontré
qué gran angustia la mía.

Luego supe que venía

le había escrito a su mamá,
y entre otras cosas mías
supe que un hijo tenía,
fue tan grande mi alegría
que me sangró el corazón,
y pa´ pedirle perdón
dije que  la esperaría.

Allí pasaron diez días

esperando su regreso,
para cubrirlos de besos
con todas las ansias mías,
el perdón le pediría
prometiendo ser buen padre,
por los restos de mi madre
y por Dios le juraría.

¡Agua abajo viene un bongo!

Grita un muchacho en el río,
yo también gritó ¡Dios mío!
Ya se acerca, lo supongo
y al muchacho le propongo
si viene allí una mujer,
corre y házmelo saber
y un real en sus manos pongo.

Vuelve el niño por la huella

y me grita Sí señor,
lo que viene es un primor
que más parece una estrella.
La garganta se me sella
su perdón cómo lo ansío,
si me perdona, Dios mío,
que feliz seré con ella.

Desde el barranco del río

la saludo y me responde,
viene de yo no sé dónde
pero trayendo algo mío,
entre sus brazos dormido
con un paño con cobijo,
contra el pecho trae al hijo
fruto de mis amoríos.

Al poner pie en la arena
fijó en la mía su mirada,
pero no me dijo nada
de su calvario y su pena,
y allí plantada, serena
y sin dejarme de ver,
me dijo: ahora soy mujer
pues soy una madre buena.

No reprochó mi abandono

ni se quejó de su suerte;
"Solo he sabido quererte
en mi pecho no hay encono",
y dijo en el mismo tono;
"Yo no te guardo rencor,
pues el fruto de tu amor
en mis brazos aprisiono.

Más bien debo agradecer

que fuiste tú mi maestro,
porque de todo lo nuestro
aprendí yo a ser mujer,
y le dimos la vida a un ser
que es misión grande y hermosa,
ya que a ser madre amorosa
es que viene la mujer".








16 comentarios:

odalis diaz orta dijo...

Que maravilla esta poesia al fin llovio en mis caminos. .. Podemos observar que desperto su inspiracion hacia la poesia de la naturaleza ..Que fueron pan de las raices y huellas fresquesitas en las tierras mojadas en su fragancia bendita...
Odalis Diaz Tinaco..

odalis diaz orta dijo...

Muy buen poema de Victor Manuel Gutierrez romance de amor predido ya que refleja lo que se vive dia a dia en las mujeres inocentes de hombres canallas,,,al final se obtiene la grandeza de ser madre...
HOSMERY DIAZ TINACO

wildimar diaz reina dijo...

Muy buen poema de Victor Manuel Gutierrez Romance de amor perdido ya que refleja lo q se vive dia a dia en las mujeres inocentes de hombres canallas ,,,al final c obtiene esa grandeza de ser madre.
HOSMERY DIAZ TINACO

argenis jose martinez figueredo dijo...

bueno mi opiniòn personal de los tres poemas llaneros de Victor Manuel Gutièrrez, me encanto el 1 y 3, tienen mas rima, coherencia y se percibe un sentimiento bonito. al 2 si le falta un poco mas de rima, pero es bien tambien. Es un excelente poeta.

sandra Garcia dijo...

Al fin llovió mis caminos .. poesía me encanto mucho porque habla de nuestra naturaleza, debemos comtemplar lo que papa Dios nos da y raíces y lo maravilloso que no da. en cuanto al tercera poesía ROMANCE DEL AMOR PERDIDO.. sus rima sublime me agrado.
Sandra Garcia
Tinaquillo

kilver alexander herrera villarreal dijo...

hermosas poesías m hacen recordar lo que dios hizo por nosotros

osmary muñoz dijo...

¿Mas de qué sirve vivir
si morir es una ley? muy cierto eso victor manuel, tus poemas ponen a pensar, sobre la vida, la naturaleza, el amor etc.

Irina Orcial dijo...

hermosa poesia, "al fin llovio en mis caminos" es una muestra de la devocion que siente el autor hacia la naturaleza, y hacia el romance, es realmente hermosa.

rosmary esqueda dijo...

exaltacion a la naturaleza por parte de el poeta... es imposible no disfrutar estos poemas, que nos enseñan a contemplar la naturaleza con otro sentido.

Maria Alejandra Mujica Infante dijo...

HERMOSOS POEMAS LA VERDAD QUE NO LLENAS DE MUCHAS INSPIRACIÓN.

Yojana Aguilar dijo...

Al fin llovió en mis caminos
y la tierra se hizo buena,
despertaron las cosechas
de mis continuas faenas,
hubo palpitar de espigas
arrulladas por la siembra,
y surco y arado hablaron
de que la vida era bella,
cuando se sabe esperar
como yo esperé por ella.
al fin llovio en mi tierra!!!

Deglis Rivero Gomez dijo...

que hermosos poema de Victor Manuel Gutierrez hermosa poesía, "al fin llovió en mis caminos" es una muestra de la devoción que siente el autor hacia la naturaleza

Mariana navas dijo...

Muy buen el poema de Victor Manuel Gutierrez romance de amor predido ya que refleja lo que se vive dia a dia en las mujeres inocentes de hombres canallas,,,al final se obtiene la grandeza de ser madre... muy hermosos esos bellos poemas.

Endersson Ramírez dijo...

Muy bonitos poemas ya que considero que los tres hablan de la belleza de la vida, en uno habla de la vida que puede dar la lluvia preciosa, en el otro habla de la vida humana y explica que la muerte es de talla única y sea rey, papa, ateo, religioso, perro algún dia le llegará, y el otro habla sobre la belleza que es traer una mujer una nueva vida al mundo y como el amor de una madre puede abarcar el perdón. Son muy bonitos

Mermin Valiente dijo...

Los conseguí!! :) Qué bien!! He estado deseando conseguir estos textos de Victor Manuel Gutierrez!! Me los llevo!!

Javier Bellina dijo...

Qué parecidos en la forma y sentido a las décimas peruanas,