sábado, 31 de agosto de 2013

EL JARDINERO DEL AMOR (versos llaneros de Octavio Páez)


Imagen en el archivo de Joel Gonzalez




SE HIZO LA FLOR PRESENTE
Su presencia solamente
animó mi desvaído
semblante de penitente,
angustiado y perseguido.

Al verla sentí alegría
como siente el que naufraga
al llegar la luz del día.
Ya nada en mí me amargaba.

Mi vida se reanimó;
el campo se hizo florido:
 en mi corazón entró
un algo desconocido.

Un algo desconocido
 que comencé a conocer,
al echar por el olvido
el antiguo padecer.

De la tierra donde estaba
se comenzó a levantar
una planta que llevaba
 una prestancia sin par.

La planta se hizo imponente
 entre todo aquel verdor
 y del follaje presente
salió de pronto una flor.



MI FLOR

I
Una vez anduve solo
 acompañando a mi flor;
como celoso guardián
la cuidaba con amor.
 Ella me ofrendaba el néctar,
 la fragancia y el candor,
la frescura de sus pétalos,
 la gracia de su esplendor.

II
Mi flor fue la primavera
 que desparrama en abril
 ese encanto majestuoso
que la hace una flor gentil.
Hizo ella de mi existencia
 para vivirla feliz
una cadena de besos
 toda sola para mí.

III
Mi flor irradia preciosa
 refulgente, clara luz
 tal cual a dones benditos
con que adorna la virtud.
Mi flor alumbró los pasos,
mi flor me dio la salud.
Era mi campo florido,
era un amplio cielo azul.

IV
Mi flor me dejó en el campo
 cual semilla en el desierto
 como se pierde la vida
 cuando el hombre cae muerto.
 Mi flor era la alegría
 de que mira del firmamento
 con la frente levantada
 y claro su entendimiento.

V
Cambió de pronto mi flor
 para hacerse tempestad,
 y aquella dulce estancia
en calvario fue a parar.
Brecha de espinos zarzales
mi flor me dio a transitar,
 duro camino sediento
de una triste soledad.


EN ELLA NACIÓ UNA LUZ
 Puedo en mi verso decir
que en la oscuridad vivía
triste y solo mi existir
amarga la vida mía.

Vivía pensando que un día
 tal vez pudiera encontrar
 bálsamo que curaría
 la enfermedad de mi mal.

Canto y por querer cantar
 busco en mi canto salud
de poderme acompañar
 con un rayito de luz.

Dióme sendero de luz
en la oscura soledad
 como lo hizo Jesús
 con toda la cristiandad.

Ella me dio su bondad
 al encontrarme inseguro;
apartó la soledad;
 me entregó cariño puro.

Miré claro donde oscuro
 la vida me parecía. A
hora contemplo segura
esta misma vida mía.

Mi camino es mediodía,
 ya no existe tempestad.
 Ella me alumbró la vía,
 ya no existe soledad.


LAS FLORES DE MI QUERER
De las flores más hermosas
 no hallo cuál escoger
 porque si escojo la rosa
 dónde dejaré el clavel.

Si escojo la margarita
se me enoja el malabar;
 y si prefiero el jazmín
 se me inquieta el tulipán.

Mi jardín está formado
de flores cuál escoger.
Me quedaré con la Dalia
 porque me dio su querer.

SOY CULPABLE

HE PENSADO SERIAMENTE
TODO EL MAL QUE TE HE CAUSADO:
 RAZÓN TIENES SUFICIENTE
PARA HABERME DESPRECIADO.

Abrí ante el mundo mi pecho
mostrando mi soledad.
 Busqué el bien, hallé maldad,
encontré todo deshecho.
Anduve siempre al asecho,
 parecido a un penitente,
buscando cual pretendiente
lo que calmara mi sed,
y al encontrármela a usted,
HE PENSADO SERIAMENTE.

Pienso que la vida es buena
Para quien sabe querer
Y se hace corresponder
Del amor que la encadena.
Por eso, tú, flor morena.
Cuando estuviste a mi lado,
En cada beso entregado
Quise adueñarme de ti
Sin tener presente en mi
TODO EL MAL QUE TE HE CAUSADO.

Fuiste mujer generosa,
Como nadie comprensiva.
Nunca te mostraste altiva;
Eras siempre cariñosa.
Ese amor no fue otra soca
Que una dicha refulgente;
Sin embargo, fui exigente
En pedir en demasía,
Por eso, morena mía,
RAZÓN TIENES SUFICIENTE.

Fui jardinero que quiso
Tener jardín de una flor,
Y por esa flor mi amor
Fue creciendo con hechizo.
Mi corazón se deshizo
Al sentirme desechado.
Era tarde y ya el pecado
Había marcado su frente.
Era causa suficiente
PARA HABERME DESPRECIADO


DESPRECIO
Estaba la flor de pie
al paso del jardinero
 esperando no sé qué,
 hizo un gesto lastimero.

Saludó con displicencia
tal vez por no saludar;
é! siguió con diligencia;
la flor quedó en el lugar.

La siguió con la mirada;
 hasta el sitio regresó
y la flor toda inmutada
 sorprendida se quedó.

Buscó hablarle el jardinero,
 pero la flor se deshizo.
Allí quedó prisionero
al ver que la flor no quiso.

Al ver que Ia flor no quiso
 conversar en santa paz;
y allí pronto, de improviso
 lo dejó en aquel lugar.

Su mente se volvió oscura;
 renació su soledad,
y un mal que no se cura
 lo Invadió cual tempestad.

Pobrecito el jardinero,
 murió de pena aquel día.
Anda como un pordiosero
 padeciendo su agonía.

ESTÁ MUERTO EL JARDINERO
Han herido gravemente al Jardinero.
De su pecho generoso y compañero
 va la vida desprendiéndose hacia el cielo
y su cuerpo dolorido revolcándose al suelo
ha quedado como muestra del lucero.

El que ama siente y sufre lacerante.
El que ama con pasión vive anhelante
por tener en el amor la vida misma
 como luz de una estrella rutilante.

Han herido al jardinero; yacía muerto
por la herida más profunda e infinita.
Ya no puede contemplar su flor, la más bonita.

Abre el cielo, su penumbra quejumbrosa,
en el aire se respira el sabor de la amargura.
 No se sabe lo que pasa; eso sí, una cosa
está presente, latigueante y prematura.

¿Quién la vive? -no sabemos- ¿quién la siente"
Si es la estrella que él miraba tiernamente:
o es la flor que él cuidara con esmero
o la vera de! camino, o el beso compañero.

iAy, cuan vaga es la esperanza soñadora
 del que vive de ilusiones en la vida!
Si ya ha muerto el Jardinero, es a hora
de enterrarle las tres flores en la herida.

Si no vive el Jardinero, ¡qué tristeza!
Vivió entre las flores, y ha muerto por la flor
de sus amores. En el mundo, ¡qué belleza!;
en su pecho, ¡qué ilusiones!; en su alma, ¡qué dolor!


Transcripción de Dayana Castellanos tomada de CANTOS A UNA FLOR, poemario de Octavio Páez (1940-1985) editado en San Carlos, por el Círculo de Escritores del Estado Cojedes en 1995. 

20 comentarios:

Teresa Sánchez Sánchez dijo...

Buenas noches desde España, me ha encantado esta entrada.El Jardinero es mi personaje favorito.¡Genial!!!

María Fernanda PAZ dijo...

Hermosos versos: me los guardo para mi alma jardinera.

Muchas gracias por compartirlos.

Un saludo fraterno y florido.

Sandra Bar dijo...

Me han encantado estos versos, fue un placer leerlos.
Saludos cordiales!

Alfmega marin dijo...

Hermosas las flores, tanto que el poeta no sabe mirarlas más que con los ojos del corazón...Muchas gracias por esta belleza y saludos.

Yohana Elgueta dijo...

k lindo el jardinero siempre digo lo k sintio

adrys aular dijo...

Muy bonitos estos versos llaneros que nos hablan sobre la naturaleza, nuestro entorno, tambien se puede evidenciar que son versos melancolicos donde se presenta el desprecio, y sobre todo este verso:ESTÁ MUERTO EL JARDINERO, por que hay muchas personas que se identifican con este. Excelentes versos.

maria eliza duque soto dijo...

Muy buenos estos versos donde sus autores expresan el sentir de cada uno sus vivencias, tomando en cuenta la naturaleza el medio ambiente. El desprecio, soy culpable,mi flor entre otros dejan mucho para pensar pues en cada uno hay episodios relacionados con el espectador son versos que se llevan grabados en el alma excelentes.

Eusimar Castillo dijo...

Muy exelentes estos versos llaneros que nos hablan sobre el ambiente, el mundo que nos rodea, tambien observamos que son versos algunos tristes donde se presenta el desprecio o bien puede ser la discriminaciòn, bueno a mi me gusto el de MI FLOR no se es lindo porque dice que el cuida la flor con amor y pues si nos damos cuentas es casi como el hombre cuida a la mujer con amor y ternura de evrdad son muy inetresantes estos versos y poesias.Todas son muy buenas de verdad que si todas son muy inetersantes y conmovedoras.

camilo silva dijo...

Importante como cada autor expresan el sentir de cada uno sus vivencias hablan sobre la naturaleza, nuestro entorno,.Todas son muy buenas de verdad sorprendente como con la naturaleza sepuede describir tanto los pensamientos y sentimientos en cada verso.

tony gomez dijo...

Recopilar sentimientos y expresarlos a tráves de versos que fijen la idea que el autordesea resaltar no hay mejor manera que hacerlo a traves de la referencia con lo natural, con lo vivo, con lo que forma o le da razon a la gran interpretación que se desea hacer para llegar al lector.

franklin pacheco dijo...

En el llano se expresa de todo a traves de historias, y en este caso cosas vividos o expresiones sentimentales que asi como este autor y otros tambien grandes escritores lo hacen mediante los versos utilizando una etica y belleza en las expresiones por esto utizan a la naturaleza y otros aspectos primordiales en sus versos.

Gleiber Alvarez dijo...

Esta muestra de poesía realmente me gustó, debido a la musicalidad, que está en uno de los centros del corpus, las imágenes variopintas, la evocación del llano, de la sensualidad, del amor, del erotismo, la unión simbólica del hombre y la mujer con la naturaleza, hacen de esta poesía (y lo digo por lo aprecio de esa forma), una muestra de manejo magistral del arte de las palabras. Muchas gracias,Isaías, por esta entrega.

Betzaret Lopez dijo...

Son versos llaneros, el jardinero del amor (versos llaneros de Octavio Paéz): se hizo la flor presente, referente al animo que le dio a una persona en su alma, su cambio, asi la vida es un cantar poético de amor y esperanza. Mi flor: una flor que el personaje cuida con recelo porque es su alegría, su compañera fiel y querida, en ella nació una luz: un rayito de luz que alumbro el corazón de un desolado, como lo hizo Jesús para borrar su tristeza. Las flores de mi querer: trata de un lindo jardín de flores en el cual se hace imposible escoger porque todas son hermosas y a simple vista se pueden ver. Soy culpable: es el arrepentimiento de una persona que no supo valorar a su amor y ahora reconoce su mal proceder ante el amor y se lamenta porque ahora su morena lo ha despreciado. Desprecio: una flor que no quiso el jardinero hablar que puso con diligencia y al regresar su alma quedo triste porque la flor no le quiso hablar, esta muerto el jardinero ya no puede contemplar su flor, ha vivido entre ellas y muere en el jardín que cuido con su corazón.
Son versos referentes al amor, a como conservarlo latente y bien sembrado para que no se muera lo que ya ha cultivado y que siga ese rayito de luz que es la esperanza de amar como es soñado.

Deisy Colmenares dijo...

Versos que quedan latentes en los lectores lo cual habla de ser culpable de sufrir el desprecio , la muerte del jardinero.Excelntes versos .

franklin josue frade brito dijo...

HERMOSOS POEMAS,ME GUSTARON MUCHOS PORQUE HABLAN DE NUESTRA LLANURA VENEZOLANA Y DE NUESTRO PAISAJE,ESOS VERSOS LLEGAN AL CORAZON DEL TODO EL MUNDO SIRVEN COMO REFLEXION PARA AQUELLAS PERSONAS AMARGADAS D MAL HUMOR Q SE SIENTEN TRISTE SIN ANIMOS Y PARA AQUELLAS MUJERES Q LLORAN X AMOR.

franklin josue frade brito dijo...

HERMOSOS POEMAS,ME GUSTARON MUCHOS PORQUE HABLAN DE NUESTRA LLANURA VENEZOLANA Y DE NUESTRO PAISAJE,ESOS VERSOS LLEGAN AL CORAZON DEL TODO EL MUNDO SIRVEN COMO REFLEXION PARA AQUELLAS PERSONAS AMARGADAS D MAL HUMOR Q SE SIENTEN TRISTE SIN ANIMOS Y PARA AQUELLAS MUJERES Q LLORAN X AMOR.

isamar villanueva dijo...

Esta poesía es muy buena porque hace un buen uso y relación de las palabras y las imágenes, también se expresa romance, amor idílico, emoción y las plantas y las flores, como símbolo de la mujer y los problemas que existen en el amor que existe entre el jardinero y esa flor que siempre está cerca de él, o es inaccesible. Gracias profesor por "EL JARDINERO DEL AMOR (versos llaneros de Octavio Páez)".

Eglis sanchéz dijo...

Me encantaron los poemas porque reflejan lo hermoso que es la naturaleza, y debemos cuidar cada día nuestro ambiente para tener una mejor VENEZUELA y conservar la naturaleza. Quede fascinada como estos poetas que expresan sentimientos tan bellos

Rubeysa Carolina Pedroza Isa dijo...

El poeta nos recrea el pensamiento utilizando como eje principal la naturaleza, nos hace saber que la mujer que le roba el pensamientos es una flor, una rosa, una jardín lleno flores, que le hace sentir feliz, es tal la felicidad de este poeta que no puede expresar con palabras lo que su corazón le muestra.

Rosa Mª Villalta dijo...

¡Me ha gustado muchísimo leer tan hermosos poemas!
Mil gracias.
Abrazos.