domingo, 18 de agosto de 2013

LA VIRGEN DEL VALLE (poemas devotos)

Imagen de Nuestra Señora


Desde 1532 la Virgen del Valle ocupa un nicho espiritual en el corazón de los hijos de esta Tierra de Gracia. Venerada en España, Argentina, el Oriente venezolano y muchas localidades en el mundo,  derrama bondades para quienes en en ella confían, como lo reflejan estas dos composiciones en décimas. La primera sigue la costumbre de cantarle (para formular o pagar promesas) siete cantos, trovos o galerones que suelen interpretar dos o más poetas-cantores. La segunda es una glosa de cuatro décimas, más apropiadas para el cantor solista. Ambas piezas son revelación de actos poéticos  de fe que engrandecen nuestra religiosidad popular.
   
Imagen en el archivo de Daniel Matute

Justo ahora yo comienzo
con mi mejor repertorio
ante este bello auditorio
para evitar el tropiezo
en cada verso que expreso
Virgen del Valle, mi santa
mi memoria y mi garganta
te encomiendo a plenitud
y yo te enciendo una luz
para principiar mi canta.

Dulce campo celestial
abandonó mi Señora
por la gente pecadora
que ha venido a resguardar
y sea grato su mandar
desde tierras del Oriente
que desbordada se siente
al cantar fino detalle
a Nuestra Señora del Valle
de brillo resplandeciente.

Con veloz y dulce vuelo 
sobre tormentas crecidas
ella llegó conmovida
para salvar a su pueblo
que devuelve con empeño
su majestad con un grito
dado el favor tan bendito
de venir hasta nosotros
hoy veneramos su rostro
junto al Santísimo Cristo.

Mandó  gaviotas y peces
en sumas incalculables
y así miles de animales
para el pueblo que padece
todos los días y los meses
servir de dulce alimento
con un soplo de su aliento
Nuestra Señora del Valle
hizo del cielo una calle
con milagro y sentimiento.

De males no me acobardo
si la llevo en mi bandera
a su figura señera
que en mi corazón  guardo
disolviendo mi quebranto
ante el injusto tirano
yo levanto voz y mano
pleno de convencimiento
que ella será mi portento
como mi Dios soberano.


Imagen en el archivo de Daniel Matute

De mucha veracidad
ella es la virgen más pura
con su sagrada figura
de amor y divinidad
siempre bendita será
en este profundo abismo
de pecados y egoísmos
de torturas y cadenas
de amarguras y de penas
nos aparta con su signo.

Me voy muy feliz y gozo
mi tarea la he cumplido  
y por demás complacido
de este oído generoso
que con fervor amoroso
me escuchó con alegría
celebrando aquí este día
a mi virgen tan lozana
mi señora soberana
madre de la vida mía.

Imagen en el archivo de Daniel Matute

 ***
      En el Valle se estaciona
la estrella resplandeciente
que ilumina desde Oriente
de Margarita Patrona

Excelsa de gracias llena
te imploro con gran fervor
soy humilde pescador
alíviame dura pena
el martirio me enajena
y busco de zona en zona
ofrenda que perfecciona
por el milagro esperar
en esa antorcha sin par
en el Valle se estaciona.

Reina de la jerarquía
y de diversos lugares
multitudes a millares
invaden feriado día
el mortal en agonía
vuelve su faz inclemente
por ver esencia creyente
a fe de toda esperanza
invocando con confianza
la estrella resplandeciente.

Imagen en el archivo de Daniel Matute

Marinos atribulados
elevan su petición
en la desesperación
y son bienaventurados
acuden entusiasmados
a su templo diligente
apreciado del ambiente
numerosa muchedumbre
eres semejante lumbre
que ilumina desde Oriente.

Amparo del Cristianismo
en este elegido suelo
prevalece desde el cielo
a nuestro favoritismo
alcanzado por sí mismo
engrandecer su corona
el poder nos proporciona
vuestro venerable encanto en
María, Espíritu Santo,
de Margarita patrona.

Imagen en el archivo de Daniel Matute


Poemas tomados de “La décima Popular en Venezuela” de Efraín Subero, publicada por  Monte Ávila Editores  en Caracas en 1991.

4 comentarios:

Jimena Arbulú dijo...

Una grata entrada para un domingo en la mañana...Siempre será un gusto para mí empaparme de la religiosidad popular, que es el canto del espíritu. Me gustaron estas oraciones a la Virgen del Valle, convertidas en hermosos poemas. Saludos desde la ciudad de Lima.

Sonsoles Dominguez dijo...

Buenos días!!
Me han encantado estos poemas, muy muy bien escritos. Como siempre me recuerda mucho a las tradiciones o veneraciones a la virgen en España. Un saludo!

Alfmega marin dijo...

Entrañable, recomendable y disfrutada esta devoción mariana. Saludos y muchas gracias por compartirlas.

Gonzalo Reyes dijo...

Hermosos cantos en hermosas décimas Isaías.

Leídas con gran placer.