lunes, 1 de diciembre de 2014

Cantos de Parranda Llanera (1): Jorge Guerrero "Tristeza Decembrina" (Letra y audio musical)

Mujer llanera (archivo de Yulmari Hernández)

Aquí me llegó diciembre 
plantao en esta rocola, 
con una enorme tristeza 
y rascao de perinola, 
en el campo donde vivo, escuche primo,  
se quedó la casa sola 
se lo digo porque antier se despidió mi mujer 
no dejó ni una perola. 
Como se llevó la plata 
me vine pa'l pueblo en cola 
porque ayer casi me matan 
los cantos de una zoizola 
un pájaro, amigo mío, que canta tan afligido 
a cualquiera descontrola,
menos mal que hace tres meses, 
como por cosas de Dios, me habían robado la pistola. 
Márqueme otro pasajito, 
traiga miche por gandola 
como no vaya a buscar un caballo 
no vaya a botar la bola 
no se pare por dinero; yo le empeño mi sombrero 
que tiene buena vitola 
y si no queda conforme, palabra de hombre, 
ahí está el cuatro y la bandola. 


El legendario arpista cojedeño Amado Lovera 
(archivo de José Luis Bravo Sequera)

II
El que va a caer, por Dios santo, 
en lo seco se resbala,
yo que soy hombre del campo 
que trabajo en gran escala
cerquita del camoruco vivo solo en el conuco 
tirando machete y pala
yo creo que será por eso que donde existe progreso 
viene la envidia y se instala.
Qué mala suerte la mía, compay, 
que suerte pa' mala
mi tristeza decembrina 
yo no sé quién se la cala,
lo que no sirve en la vida, verdad familia,
es lo que más se me iguala
como que me ven por la calle, un poco sucio,
todo el mundo me señala.
El veinticuatro en la noche 
yo no me arrimo a la sala
con esta mudita 'e ropa 
que no se ve de lo rala,
mejor me marcho solito a cantar este disquito 
pa' no meterme una bala
me voy cantando solito por 'ai tralailalailai tralailalailai.

III
Diciembre cuando te vayas 
espero que te conduelas
del dolor que me atarraya 
y de noche me desvela,
mándame una costillita que alcance pa' una sopita
o aunque sea una chocozuela,
no permitas que en mi casa se apague la última braza
que me produce candela.
Por vida tuya, diciembre, alúmbrame con tu vela
el camino de mi vida, triste como una novela,
a malaya una platica no importa que sea poquita 
pa' comprarme un peazo e' tela
y no pase el treinta y uno,  mi valecito, 
con la mismita franela.
Prepárame un buchaíto 
pa´ zumbárselo a la muela
y el año que se aproxima 
venga pintao de acuarela
para recordarte bonito como a mí me es favorito 
diciéndole a Venezuela:
que Dios me la tenga intacta y que no hay mejor  hallaca 
que la que jacía mi abuela

Para escuchar esta canción haga clic aquí: