domingo, 15 de julio de 2012

EL ESPANTO DE QUEBRADA SECA (Estampa criolla)

Representación  de la estampa criolla llanera
(archivo de Alfonso Giraldo)

El Espanto de Quebrada Seca muestra la disputa entre una joven maestra y los ambiciosos que pretenden convertir a los estudiantes de una escuela rural en sus sirvientes, recurriendo al respeto ancestral a los fantasmas y de las tradiciones en la comunidad sede de esta historia. La tensión entre la maestra, los pobladores y los que quieren apoderarse de la voluntad de los escolares le da un inusitado argumento dentro del Teatro de Estampas propio de la cultura llanera.

Mujer llanera de Cojedes

I Escena

Docentes del Llano cojedeño escriben y protagonizan 
esta obra colectiva  (archivo del CEI Caja de Agua)



Narrador: Después de un largo y cansado viaje, por fin la licenciada Teresa Matute llega al caserío Quebrada Seca, donde se desempeñará como Directora de la Escuela “El Mamón”.

Directora: ¡Uf! Por fin llegué, esto es el fin del mundo. Bueno es lo que vive ¿Dónde estará la escuela?

(En este momento sale a su encuentro Doña Faustina).

Doña Faustina: Muy guenas tarden, mi señorita.

Directora: Buenas tardes. Sería tan amable de decirme dónde está la escuela.

Doña Faustina: Bicho, mija, cómo se le ocurre dir pa esa casa vieja que se ve al final del camino, es peligroso y sale el demonio.

Directora:¡Ah! Disculpe, si todavía no me he presentado, soy la Lic. Teresa Matute la nueva directora de la escuela.

Doña Faustina: ¡Ah! Es usted la nueva directora. Yo soy Faustina, la que limpia la escuela y el cuartito de atrás o sea el suyo, pero yo toi asusta.

Directora: ¿Por qué Doña Faustina?

Doña Faustina: Gueno, gueno, vamos a que se acomode, que debe esta cansá; toer día, ecarama en esos carros. Eso es pá diablos.


II Escena

Narrador: Al día siguiente.

Doña Faustina: Buenos días por la mañana, mi directora licenciada.

Directora: Ay, Doña Faustina, no me diga así: tan solo llámame Teresa.

Doña Faustina: ¡Ah! gueno (y la observa de arriba abajo) ¿Y qué jase usté sentá ahí? Directora: Esperando a los maestros y a los alumnos.

Doña Faustina: Gua ¿maestros? Si no volvieron más nunca.

Directora: ¿Y eso por qué?

Doña Faustina: Es que uste no sabe ná.

Directora: ¿Saber qué?

Doña Faustina: Gueno, es que usted no sabe ná, lo del Espanto y la maldición del pueblo.

Directora: Cuénteme, Doña Faustina; soy toda oídos.

Doña Faustina: No vaya a pensá que yo estoy loca, pero lo que pasó fue lo siguiente: todo empezó desde que murió Don José, el patroncito del hato “Mi Gabán”, que Dios lo tenga en su Santa Gloria, amén; eso queda en las afueras del pueblo.

Directora: Explíquese, usted, porque no le entiendo.

Doña Faustina: Gueno: sabía uste que murió de un golpe al corazón; porque hacía ya mucho tiempo, que su grandísimo hato, había caído en una pava. Sin ofenderla, pero por ahí se dice que fue porque los muchachos de aquí, de Quebrada Seca, empezaron a estudiá.

Directora: Si, continúe.

Doña Faustina: Es que desde que empezó la escuela, toda la gente del pueblo se puso a estudiá, pues, muchachos y viejos. Ya no querían trabajá lo mismo de antes en esa finca. Ya los niños reclamaban sus derechos y los viejos pedían un pago justo.

Directora: Discúlpeme Faustina, pero qué tiene que ver eso con la escuela, es decir su abandono.

Doña Faustina: (Se persigna) San Pedro Bendito. Caracha, con solo contalo se me ponen los pelos de punta, desde que murió el difunto, su viuda maldijo el pueblo y comenzó a salir un espanto entre 5 y 6 de la mañana, justo cuando los niños van a la escuela, la gente cuenta que los espera entre el monte y los quiere agarrá, y que reclamá los muchachos. Ese ´e El Espanto de Quebrada Seca

Directora: Está bien Doña Faustina, no se agite, calma, calma. Doña Faustina cómo hago para reunir a los representantes.

Doña Faustina: No se achante por eso, yo llamo a toa esa gente, pero no va hacé pacá pa la escuela. ¡Guillo! Todos les tienen miedo en la plaza.


III Escena

(Todos los representantes se reúnen en la plaza)

Doña Manuela: Buenos días, bienvenida al pueblo.(Saludo de la gente del pueblo)

Directora: Cálmese, vamos por parte. Primero que nada voy a presentarme, mi nombre es Teresa Matute, soy la nueva directora de la Escuela, el motivo de esta reunión...

Ernestina: Que sea pues rapidito porque dejé el fogón prendió, cocinando las carautas, ¿Pa qué soy buena?

Simona: Gua: uste viene de la capitar y ¿va a vení a mandá pa ca y pa ya?

Directora: No, no piense eso: todo lo contrario, yo soy igual que ustedes; una mujer trabajadora y aunque no lo crean nací y crecí en una zona rural, solo vengo a ayudarles para que sus hijos tengan un buen porvenir.

Ernestina: Gueno, yo vine aquí pa´ escuchá el cuento de toitica su vida, y a mis siete muchachos el porvenir son los pollos que estamos criando y los becerros de oña Manuela allá en la finca, y los burros, gua pues.

Directora: El motivo de ésta reunión es peguntarles, el porqué de la consecuencia de los niños a la escuela.

Genoveva: ¿Y es que usté no sabe lo del Espanto? Ese que se quiere llevá los muchachos y que espanta toer pueblo.

Elpidia: Comae, me fui a la capitar y me colorié el pelo, pero no vaya a cree que fue con onoto, mi directora, usté, no se colorea las mechas suyas, allá en la capitar se usa mucho, lo malo coame es que tengo que calgalo embojotao porque el catire me lo quema.

Simona: Y cuando fue uste pa allá comaae, yo también quiero échame ese menjurje es esta taramusa.

Elpidia: Claro, comae pa que le llegue a su negrito Raymundo, con las greñas colorás, ¿veldá, señora directora?, y hablando de todo un poco uste,¿ no tiene su negrito o lo dejó porque se vino?. Mi negrito es el comisario ¿Sabía uste? Mi bello Agapito.

Ernestina: Carajo, pero qué vaina con esta mujer, deja que jable la directora, jable, jable, pues.

Directora: Es necesario que entiendan que sus hijos necesitan educarse para que sean hombres y mujeres de bien, así que a partir de mañana quiero que los niños retornen a la escuela.

Campesinas: No, no, no.

Directora: Ese espanto no existe de ser así, yo misma voy a hablar con el comisario para tomar control de la situación.


IV Escena

Narrador: La directora después de la reunión se dirige a hablar con el comisario.

Directora: Buenos días, señor comisario.

Comisario: Buen día ¿en qué le puedo servir?

Directora: Vengo a que usted como autoridad me explique el cuento del espanto.

Comisario: ¿Yo? Zape gato ñaragato, ni e vaina. Yo me encargo no más de los vivos, pero no de los espantos.

Directora: Yo como directora de la escuela necesito su ayuda, usted representa la ley en éste pueblo y no se hable más, yo lo espero a las cinco de la mañana en las afueras de la escuela para cazar a ese fulano espanto.

Comisario: Ay, Santa Bárbara Bendita,  en qué lío me ha metido usté.

Directora: No se preocupe: yo voy a ir con usted y sabremos quién es el gracioso aquí.


V Escena

Narrador: En las afueras de la escuela a eso de las cinco de la mañana.

Comisario: Virgen del Carmen, Santísima Trinidad, San Alejo, San Cipriano, Santa Cachucha. Qué guarandinga es esa déjese e vaina. (Se escuchan silbidos, risas y frases). No joñe, mejor me voy. (En ese momento la directora le pone la mano en el hombro): ¡Ah! señora Sayona, no me vaya a llevá, yo le juro por este puñao de cruces, que me voy a porta bien, no voy a engaña más a Elpidia, no bebo más caña, no martillo a los conuqueros, por favor.

Directora: Comisario, soy yo, la licenciada Teresa.

Comisario: Menos mal, señora directora, casi me mata y tendría que cumplí todos esos juramentos imposibles mire directora, mejor nos vamos estoy muy asustao. (Se escucha un grito y carcajadas)

¡Ay Dios mío bendito!, ¡ahí viene! ¡Corra, corra, corra!

Directora: No señor: ¿para dónde va usted?. (Aparece el espanto)

Espanto: Lárgate intrusa éste pueblo es mío. Este pueblo me pertenece nadie volverá a la escuela. Quiero a sus niños. (La directora se lanza sobre el espanto)

Comisario: Cierre los ojos, no la vea que si la ve se la lleva. Rece, rece.

Directora: Mejor ayúdeme, que esto no es ningún espanto. Esto es una persona de carne y hueso.(El comisario la agarra sorprendido y se la lleva)

Narrador: En las primeras horas del día se corría la voz:

Doña Faustina: Agarraron al Espanto y lo tienen en la plaza, salen todos corriendo, vamos comae Carminia, Genoveva, Simona, vamos: agarraron a la Sayona.

Ernestina: ¿Y quién fue?

Doña Faustina: Quien más, fue la señorita directora Teresa, ésa si tiene guáramo, pero vamos a Vela.

Elpina: Ay, Ay: Apúrense se van a quedar locas cuando vean a la Sayona vayan pa que vean.

Narrador: Se reúnen en el pueblo, se presenta el Espanto que no era otra, que la viuda Doña Manuela Tovar.

Manuela: Suéltame infeliz.

Directora: A ver, Doña Manuela,  cuál fue el motivo para hacer eso.

Manuela: Cállate, intrusa, mi marido se murió por culpa de la escuela, que acaparó la atención de sus trabajadores, jóvenes y niños dejándolo sólo y casi arruinado.

Directora: Señores vean, no existe tal espanto, solo era una falsa, para impedir la superación de sus hijos, pero ya todo está bajo control, mañana vienen los maestros y todos los materiales necesarios para reacondicionar la escuela. Preparen a sus hijos dentro de dos días comienzan las clases y sin miedo, ya que el pueblo es libre, como mese atrás.

Narrador: Todo el pueblo se alegró y entonaron una una copla, en honor al espanto.

Todos cantan:

“Aquí venimos señores
con chigüire y sin manteca
para montar en la olla
al Espanto de Quebrada Seca”

-FIN- 


Nota 1. La obra El Espanto de Quebrada Seca es una creación colectiva realizada por estudiantes de la carrera Educación Integral,  de la UNELLEZ – San Carlos. El texto definitivo fue consignado ante el profesor Isaías Medina López en la cátedra de Artes Escénicas de la mencionada carrera en febrero de 2003 y se escenificó como exigencia académica en el año 2002, según la puesta en escena de las mismas autoras, quienes, además, ejecutaron labores de producción, dirección y actuación. Si bien son jóvenes que apenas debutan en el medio teatral, también es cierto que esta labor les prepara para asumir retos como docentes en el arte escolar. A continuación las citaremos, indicando entre paréntesis su lugar y fecha de nacimiento: MARISOL DEL VALLE ANGARITA MORALES (San Carlos, Cojedes, 7 de febrero de 1972) ROSMER CAROLINA RINCÓN RIVAS (Barinas, Barinas, 1 de diciembre de 1976); MARÍA EUGENIA GONZÁLEZ MORALES (Tinaco, Cojedes, 27 de julio de 1981); SANDRA SALCEDO SOTO (Valencia, Carabobo, 16 de marzo de 1969); MIRAYMA DEL CARMEN CARRIZALEZ VÁSQUEZ (Las Vegas, Cojedes, 28 de abril de 1969); GINA MARÍA ANDRADES ROSARIO (Valle de la Pascua, Guárico, 11 de diciembre de 1979).

Nota 2: Este texto es tomado de: ANTOLOGÍA DE LA DRAMATURGIA INFANTILY JUVENIL. VOLUMEN I (2004). Editado por el Fondo Editorial Teatro de Venezuela, en San Carlos, Cojedes. Selección de José Daniel Suárez Hermoso. Compilación y notas de Isaías Medina López.

14 comentarios:

maria oliveros dijo...

El espanto de quebrada seca , disfrute mucho al leerla, me gustan este tipo de blog con estos enlace ya que nos permite conocer más sobre este tipo leyendas que muchas veces no conocemos y mediante espacios como estos nos las dan a conocer .OLIVEROS MARÍA ESTUDIANTE DE BIOLOGÍA (TINAQUILLO ).

Carlos Jose Quintero Alvarado dijo...

Me gusto mucho este cuento porque tiene como reflexion a que los niños siguiron estudiando y que no hubo ningun muerto en el caserio, y la dierctora tomo un papel muy bueno y la mision de ella fue la educacion por delente de los niños para un buen futuro.

Jose Rodriguez dijo...

Exelente, es una muy buena dramatización que explica muestra como hay personas que colocan barreras en nuestra vidas para evitar nuestra superción. Me parece un muy buen trabajo el que realizaron aca con esta historia.
Joseé Rodríguez, Barquisimeto-Lara

melio adames dijo...

Este cuento me gusto por que la directora queria que los niños del pueblo volvieran otra vez a la escuela y descubrio que el espanto era mentira

wildimar diaz reina dijo...

Maravilloso Blog El espanto de Quebrada seca, muy bueno para nosotros los futuros profecionales de la docencia, inmenso retos del teatro escolar."Aqui venimos señores con chigüire y sin manteca para montar en la olla al espanto de quebrada seca"....
HOSMERY DIAZ TINACO

pedro rojas dijo...

me pareció una obra teatral muy buena y divertida... con un muy buen guión es una historia muy original, donde le hicieron creer a un pueblo que existía un espanto, sin ellos percatarse que todo era una mentira. Me gusto mucho espero verla un día.

Pedro Rojas,
San Carlos - Edo. Cojedes

marlis benaventes dijo...

ME gusto este cuento ya que la directora se esmero para que los niños siguieran llendo a la escuela ya que se habia dado cuenta que era mentira que salia el espanto..

Marlis Benavente
Tinaquillo

angel herrera dijo...

muy buena la historia gracias a la maestra los alumnos pudieron ir a la escuela sin miedo y poder superarse.
ya que la señora no quería que se superara nadie en el pueblo porque ellos lo que hacían era tener de esclavo a todo el pueblo de quebrada seca.
Ángel herrera estudiante de deporte San Carlos.

ramon moreno dijo...

este cuento m egusto por la forma que la directora motivo he hiso reflexionar y motivar a los niñor a seguir estudiando, motivo de superacion y vencer esos miedo para cada alumno que asistia a la escuela para su superacion.
Ramon Moereno
Deporte.

alvaro jose veloz aular dijo...

Esta historia nos deja ver que existen personas egoístas los cuales no quieren que otros se superen, y así ser ellos los unicos con poder.

Alvaro Veloz
Especialida: Educación Física

argenis jose martinez figueredo dijo...

muy buena historia me encanto, porque hubo mucho suspenso y drama. Es bueno saber que a pesar de las barreras que se nos pueda presentar en el camino como futuros Docentes debemos demostrar nuestra firmeza, confianza en si mismo y tener en cuenta siempre que todo se puede lograr si no los proponemos.

Argenis Martinez
Estudiante de Qumica UNELLEZ
San Carlos, Cojedes - Venezuela

Sonsoles Dominguez dijo...

Buenos días
Me ha gustado mucho como lo ha escrito y definido..aunque la historia sea tan terrible, es muy muy real,me pareció estar viéndolo al leerlo. Es horrible esto de los celos, destroza a las personas del otro lado. me encanta leerle. Un saludo grande!!

Pedro Molina Moreno dijo...

Una realidad como la vida misma. La metáfora de la vida, la ignorancia, el chamanismo, genial. Leído con agrado.

Jimena Arbulú dijo...

Me encantó esta entrada. Me transportó al lugar y a la situación de esta gente, con su manera de hablar tan peculiar, y esos miedos muchas veces infundados, que reconozco aún en algunas partes del interior de mi país. Celebro el mensaje que se deja, con la valentía y determinación de la Directora de la escuela, en pro de la educación y el desarrollo. Muchos saludos desde la ciudad de Lima.