viernes, 29 de noviembre de 2013

Cuando el Diablo estuvo preso (cuento llanero)

Aunque la pase muy bien, el Diablo, siempre es el Diablo
(archivo de Hábleme de Puro Llano, compa)




EL DIABLO ESTUVO PRESO EN COJEDES (cuento de Juan Esqueda)


Era sábado, como a las 2 de la tarde, estábamos en Tinaquillo. En eso llegó mi compadre Ernesto y me dijo: compadre vamos al patio e' bolas para que juguemos unos tantos y nos echemos unas. Me preció buena la idea pues estaba el calor muy fuerte. En ese momento llegó un vehículo rústico del cual se bajó un señor de sombrero, él preguntó que dónde vivían los Morales, me dijo que era un pariente que venía de lejos. Entonces le dije: yo soy Joaquín Morales, me saludó con un efusivo abrazo y me dijo: primo que bueno encontrarlos. ¿Y usted de dónde viene? le pregunté, me dijo que venía de La Sierra. La Sierra, es un pueblo del estado Cojedes que limita con Yaracuy. Bueno invité al recién conocido primo a pasar, el hombre entró a la casa y al verse él y mi madre se abrazaron. Después de conversar un rato mi madre me encomendó a que le mostrara el pueblo, y yo como ya tenía pensado ir al patio de bolas no tardé en invitarlo. Así nos fuimos, al llegar allá los muchachos se quedaron viendo extrañados al visitante, se los presenté, pero siempre en los pueblos hay uno que otro burlón que al ver las fachas de mi primo comenzó a hacer chistes y burlarse de él con indirectas, transcurrían los minutos y las bromas de aquel hombre no cesaban, hasta que llegaron al límite, mi primo le saltó encima y le dijo: yo te voy a enseñar a respetar a un hombre, eso fue golpe y golpe. 
Yo traté de sepáralos pero era imposible, mi primo era una verdadera máquina de lanzar puñetazos. Los hombres que salieron en defensa del fanfarrón quisieron caerle de a montón pero se veían rodar por el suelo, ya mi compadre y yo no hallábamos qué hacer, mi primo tomaba todo lo que tenía a su alcance, piedras, sillas, palos, las bolas criollas, era increíble cómo hasta 19 hombres no podían contener la furia del pequeño que seguía lanzando puñetazos y patadas a todo el que se atravesaba. 
Llamaron a la policía y cuando intentaron aprehenderlo se repetía la misma historia: puñetazos y patadas, primero al policía raso, luego al distinguido después al cabo. Ya al acercarse al sargento éste desenfundó su pistola y dijo: quieto bellaco o disparo. Fue así que pudieron llevárselo. Mientras se lo llevaban forcejeaba con los policías a los demás los llevaron al hospital. 
El parte médico fue: cinco con fractura de mandíbula, tres con fractura de costillas, dos con fractura de fémur, cinco con fractura de tabique y cuatro con pérdida de dientes. Cuenta un policía que cuando el comandante preguntó al sargento ¿A quién traen ahí? le respondió el sargento: Aquí al que traemos es al Diablo!

Texto transcrito de: 100 Cachos: Antología de la Narrativa Fantástica Oral de Cojedes (compilación de Isaías Medina López). Editado por la UNELLEZ (2013) en San Carlos. 

jueves, 28 de noviembre de 2013

La Leyenda de la Sonrisa y otras iluminaciones de Alfredo Cernuda

Danzarina llanera del estado Portuguesa (archivo de Miguel Márquez)

LA LEYENDA DE LA SONRISA 
En aquellos tiempos los lobos sólo devoraban vientos, y había hombres que, olvidando su condición, se enriquecían requisando sonrisas a sus semejantes. Los desterrados ocultaban sus rostros con telas para no mostrar su dolor al mundo, pero consentían el hurto ya que el miedo se había acomodado en sus renqueantes huesos.
Cuando el padre de Jalid fue desahuciado de la vida, el muchacho, que sólo tenía soledades para acallar las tripas,  se encontró por toda herencia un trozo de madera en el que rezaba, grabada a fuego, una enigmática frase: Entregué mi amor a la penitencia, bajo los pies del traidor hallarás la salvación del mundo.
Jalid, por respeto a su padre, decidió emprender la búsqueda antes de abandonar aquellas tierras yermas de cariño. Rastreó infructuosamente durante cuatro años, dos meses y quince días. Hasta que una mañana de otoño, cuando la luz ya guardaba las tinieblas en su arcón,  halló el tesoro enterrado bajo la raíces de un árbol de Judas en el bosque de los Penitentes. Era una sonrisa envuelta en papel de seda. Una sonrisa amplia, generosa, que encajó con dificultad en su boca de quince años, pero que iluminó de tal modo su rostro que el sol palideció asombrado.
No necesitó nada más. A la salida del bosque, un grupo de desterrados que habían acudido por el reflejo de los destellos, se le unió con torpeza. Les costaba instalar una sonrisa semejante en sus labios, algunos los retorcían con esfuerzo formando muecas angustiosas o incluso divertidas, pero lentamente fueron acoplándolas hasta relegar la tristeza de sus miradas. El número de sonrisas fue creciendo de manera tan insospechada, que los requisadores se asustaron por el ingente trabajo que les aguardaba y por la inutilidad de arrebatárselas, puesto que allá donde requisaban cien sonrisas, surgían ciento una, allá donde intentaban imponer su miedo, eran recibidos por miles de sonrisas que les tendían su alegría. Los árboles sonreían, los animales sonreían, hasta las piedras emitían carcajadas graníticas.
Los requisadores huyeron de la tierra como el humo postrero de una hoguera, y los hombres se dieron cuenta de que una sonrisa ahuyenta los miedos y te regala el mundo.

No permitas que te borren la sonrisa.

TU SONRISA TIENE BALCONES QUE DAN A LA LUNA
Corren vientos negros, vientos disfrazados de noche que tapian sonrisas. –Me  confesaste mientras yo soñaba con el diálogo de tus manos– Y en su oscuridad he descubierto que la soledad es mentira, que a ti y a mí, el infortunio nos hace compañeros de lágrimas. De lágrimas desahuciadas de versos y rimas, de lágrimas sin trabajo, o de ida y vuelta que nos sorprenden en cada esquina.

Corren vientos negros, vientos disfrazados de noche que tapian sonrisas. Continuaste con un tono de rebajas que me obligó a entrar en tu desilusión sin que abrieses la puerta. Y allí te pinté de azul los bordes, te escribí en un sentimiento fugaz que Lennon sigue cantando Imagine desde nuestra conciencia, que no pueden tapiarte la sonrisa porque yo vivo en ella, que no pueden porque tiene balcones que dan a la luna,  y en ellos me asomo, y en ellos te quiero.
                                                                
Corren vientos negros. Pero tu sonrisa tiene balcones que dan a la luna.


LA LLUVIA EQUIVOCADA DE AGOSTO
Me duele la lluvia de agosto, equivocada, vacía, y el discurso amenazante de tu silencio. Me duele el reloj que nos aleja del tiempo, y ese mar que busca en tu piel el sabor de Alejandría.

Me duele la lluvia de agosto, equivocada, vacía. 
Me duele el rayo que no surge de tu pecho, y las sombras que se esconden en la noche por temor a la oscuridad. Me duele que  Ray Charles no nos cante Yesterday a solas, y que tu gato no me quiera hablar. Me duele no saber deletrear las palabras que  conducen a tu nombre, y el olvido que se olvida de olvidar.


TENGO UN AMIGO CON EL ALMA EN REBAJAS

Tengo un amigo con el alma en rebajas.

Soñó con ser capitán de barco y sólo llegó a grumete de corazones usados en la taberna del puerto. Quiso gritar al mundo: ¡Ahí te quedas! y fue él quiense quedó. Rozó la gloria una mañana de abril por una poesía inacabada que una mujer sin gafas ni criterio leyó con entusiasmo, pero la inspiración lo traicionó con otro poeta más canalla y más rubio dejándole anclado en el primer verso.

Tengo un amigo con el alma en rebajas.

Se gastó una fortuna en comprar fines de semana porque su vida sólo le ofrecía lunes. Una tarde estuvo a punto de casarse pero no encontró con quien. Ahora imparte clases de soledad en una escuela nocturna para inmigrantes. Es tan buen profesor en esa materia que no tiene alumnos.

Tengo un amigo con el alma en rebajas porque cree que sin ella por fin podrá volar. 

martes, 26 de noviembre de 2013

Cantos de Parranda (1): Al Niño Jesús -tonada de La Flor de Cojedes (letra y audio musical)

El Niño Jesús Llanero duerme en su veneración 
(archivo de Victoria Andreina Brizuela Peña)

En lomos de su caballo
el Niño Jesús Divino
persigue la flor del Llano 

Esencia mayor de la religiosidad popular es el nacimiento del Niño Jesús. Esta tonada del afamado grupo de parrandas "La Flor de Cojedes". muestra una complejidad interpretativa y poética devoción, sencillamente admirable. Cada cantor, al tiempo que ejecuta su instrumento,  entona sus dos primeros versos,  el coro repite el verso final que se ha cantado y, luego, el mismo cantor, regresa como solista y cierra su intervención con el primer verso que cantó; así sucesivamente se producen varias rondas interpretativas sin que se pierda el arreglo musical del grupo ni la densa concentración poética-espiritual que tal ejercicio demanda- 

CANTO AL NIÑO (Francisco Palma)

La Flor de Cojedes con sus parranderos,
adoran al Niño el Dios de los cielos.
(Coro) Adoran al Niño el Dios de los cielos.
La Flor de Cojedes con sus parranderos.

El Niño Bendito es el Nazareno
por Dios debe ser un amor sincero.
(Coro) Por Dios debe ser un amor sincero.
El Niño Bendito es el Nazareno.

Ha nacido un niño, dicen que es el rey
y ha llegado al mundo para nuestro bien.
(Coro) Y ha llegado al mundo para nuestro bien.
Ha nacido un niño, dicen que es el rey.

Al pie de la cruz la Virgen lloraba
en ver a su hijo como lo clavaban.
(Coro) En ver a su hijo como lo clavaban.
Al pie de la cruz la Virgen lloraba.

Cuando nació el Niño, el gallo cantó,
en su canto dijo que el Niño nació.
(Coro) En su canto dijo que el Niño nació.
Cuando nació el Niño, el gallo cantó.

Rey del universo, nuestro Dios sagrado
el Niño Bendito que al mundo ha llegado.
(Coro) El Niño Bendito que al mundo ha llegado.
Rey del universo, nuestro Dios sagrado.

El Dios de los cielos, padre celestial,
al Niño Bendito, le vine a cantar.
(Coro) Al Niño Bendito, le vine a cantar
Al Dios de los cielos, padre celestial.

Verdadero amor, el amor de Cristo
vamos a cantarle al Niño Bendito.
(Coro) Vamos a cantarle al Niño Bendito.
Verdadero amor, el amor de Cristo.

Me inspiro y le canto al Niño Divino
por ser de nosotros la luz del camino.
(Coro) Por ser de nosotros la luz del camino.
me inspiro y le canto al Niño Divino.

El Niño Bendito, hijo de María
le brindo mi canto con fe y alegría.
(Coro) Le brindo mi canto con fe y alegría
El Niño Bendito, hijo de María.

San José bendito y los Tres Reyes Magos
para celebrar tomaron un trago.
(Coro) Para celebrar tomaron un trago.
San José bendito y los Tres Reyes Magos.

Oh, Divino Niño, que al mundo ha llegado
y que por nosotros fue crucificado.
(Coro) Y que por nosotros fue crucificado.
Oh, Divino Niño, que al mundo ha llegado.

Niño Jesucristo, a ti te alabamos
y en tu nacimiento a ti te cantamos.
(Coro) Y en tu nacimiento a ti te cantamos.
Niño Jesucristo, a ti te alabamos.

Desciende la luz que alumbra al camino
para ir a ver al Niño Divino.
(Coro) Para ir a ver al Niño Divino.
Desciende la luz que alumbra al camino.

El Manto Sagrado, el manto de Cristo
me inspiro y le canto al Niño Bendito.
(Coro) Me inspiro y le canto al Niño Bendito.
el Manto Sagrado, el manto de Cristo.

Los Tres Reyes Magos con su gran poder
alaban al Niño que ya va a nacer.
(Coro) Alaban al niño que ya va a nacer.
Los Tres Reyes Magos con su gran poder.

Digo gloria al Padre y a todos los santos
y al Niño Bendito, Espíritu Santo.
(Coro) Al Niño Bendito, Espíritu Santo.
digo gloria al Padre y a todos los santos.

Rezo el Padre Nuestro mi gran oración
y al Dios yo le pido con el corazón.
(Coro)Y al Dios yo le pido con el corazón.
Rezo el Padre Nuestro mi gran oración.

Creo en Jesucristo, Padre Poderoso
yo quiero pedirte por todos nosotros,
(Coro)Yo quiero pedirte por todos nosotros.
Creo en Jesucristo, Padre Poderoso.

Oh, Niño Divino, mi Dios y Señor,
tú serás el dueño de mi corazón.
(Coro) Tú serás el dueño de mi corazón.
Oh, Niño Divino, mi Dios y Señor.

Los Tres Reyes Magos llenos de alegría
al ver que dio a luz la Virgen María.
(Coro) Al ver que dio a luz, la Virgen María
Los Tres Reyes Magos llenos de alegría.

¡Qué lindo pesebre del Niño Bendito!,
Padre Redentor, niño Jesucristo.
(Coro) Padre Redentor, niño Jesucristo.
¡Qué lindo pesebre del Niño Bendito!

Señor Jesucristo, ya se va La Flor,
a Dios le pedimos nuestra bendición.
(Coro) A Dios le pedimos nuestra bendición.
Señor Jesucristo, ya se va La Flor.

Nota: Esta información fue tomada del libro "Estudio Poético del Cancionero de La Flor de Cojedes", de Isaías Medina López, publicado por El perro y la rana (Caracas, 2007)

Escuche la tonada del grupo Los Compadres; "Cultura y Patria" en:

domingo, 24 de noviembre de 2013

Cantos de Parranda (2): Soy Parrandero (letra, audio musical y fotografías)

El espíritu "parrandero" es esencia de la cultura llanera
 (archivo de Alfonso Giraldo)


Integrantes del grupo femenino de parrandas de "Las Mensajeras de Cojedes" 

Antes de que usted disfrute  de esta tonada, le recordamos que el grupo de parrandas más antiguo de Venezuela es La Flor de Cojedes. Erróneamente, a otras agrupaciones se les da dicho sitial: La Verde Clarita creada en Tacarigua, en noviembre de 1941, sobre la agrupación “La Liberal del Zamuro” de 1937, y La Roja Imperial de Naguanagua (1962) formada a partir de la parranda “La Flor del Rincón”, de 1952. Los grupos de parranda de Yagua, de gran prestigio nacional, tienen su origen hacia 1935. La Flor de Cojedes, el grupo con “la orquídea del canto en su pecho”, se instaura el 13 de noviembre de 1933, en Punta de Mata, municipio Falcón, basada en el grupo “Los Camachitos”, fundado en 1928, por los hermanos Isaías, Manuel y José Rafael Camacho y su padre Rafael Camacho.


Un grupo tradicional de parrandas en Cojedes, tiene tres o cuatro cantadores, 
e incluye (como se aprecia de derecha a izquierda): 
 el furruco, la charrasca, la tambora, el cuatro y las maracas 

Es notorio el entusiasmo universitario que generan los grupos de parranda en Cojedes

Grupos de Parranda, como "Los Primos de Manrique", 
poseen rangos orquestales que unen lo ancestral y lo moderno. 

Para complementar esta información presentamos la siguiente tonada de la Flor de Cojedes. 

SOY EL PARRANDERO (Francisco Palma)

Soy un parrandero, soy serenatero,
soy de los cantantes que alegran al pueblo,
soy de los cantantes que alegran al pueblo
soy un parrandero, soy serenatero.

Soy un parrandero con voz entonada
y una versación que se me derrama,
y una versación que se me derrama
soy un parrandero con voz entonada.

El legendario grupo La Flor de Cojedes desplegando 
su estandarte y el farol en forma de estrella 


Soy Rafael Camacho, improvisador
que canta a su pueblo versos del folclor,
que canta a su pueblo versos del folclor
soy Rafael Camacho, improvisador.

Soy el gran cacique que más ha deseado
que nuestro folclor nunca sea olvidado,
que nuestro folclor nunca sea olvidado
soy el gran cacique que más ha deseado.

Soy el charrasquero con mucha alegría
llevo a los hogares canto y melodía,
llevo a los hogares canto y melodía
soy el charrasquero con mucha alegría.

Soy el maraquero, soy un cascabel
que canta y que toca como debe ser,
que canta y que toca como debe ser
soy el maraquero, soy un cascabel.

El violín es otro elemento distintivo de la parranda cojedeña  

Soy el parrandero que tiene amistades
y les canto a ellos y a sus familiares,
y les canto a ellos y a sus familiares
soy el parrandero que tiene amistades.

Soy un parrandero el más relancino
que canta sus versos de lo más divino,
que canta sus versos de lo más divino
soy un parrandero el más relancino.

Soy el parrandero que cuando improviso
mis versos resaltan de lo más bonito,
mis versos resaltan de lo más bonito
soy el parrandero que cuando improviso.

Grupo de Parrandas "Los Compadres" (archivo de Samuel Omar Sánchez)
Soy el parrandero que más se destaca
él que no se cansa en noches de Pascua,
él que no se cansa en noches de Pascua
soy el parrandero que más se destaca.

Soy un violinista que año tras año
le canta a su pueblo los versos de antaño,
le canta a su pueblo los versos de antaño
soy un violinista que año tras año.

Soy un parrandero con mucha destreza
canto melodías con mucha firmeza,
canto melodías con mucha firmeza
soy un parrandero con mucha destreza.

Soy el tamborero con aceptación
que todos sus versos causan emoción,
que todos sus versos causan emoción
soy el tamborero con aceptación.

Soy el folclorista de mente ligera
que le canta al pueblo y a mi Venezuela,
que le canta al pueblo y a mi Venezuela
soy el folclorista de mente ligera.

Yo soy el que canto con gran versación
y canta a mi pueblo con el corazón,
y canta a mi pueblo con el corazón
yo soy el que canto con gran versación.

Soy el parrandero que siempre ha tenido
la fe y esperanza de verlos unidos,
la fe y esperanza de verlos unidos
soy el parrandero que siempre ha tenido.

Soy el maraquero con mucha destreza
toca, canto y baila al pie de la letra,
toca, canto y baila al pie de la letra
soy el maraquero con mucha destreza.

Soy el tinaquero de gran valentía
que canta aguinaldo de noche y de día,
que canta aguinaldo de noche y de día
soy el parrandero de gran valentía.

Dice Juan Padrón en las navidades
que el furruco suena para que lo bailen,
que el furruco suena para que lo bailen
dice Juan Padrón en las navidades.

Soy el cantador que llega a su hogar
muy decentemente, no hay otro igual,
muy decentemente, no hay otro igual
soy el cantador que llega a su hogar.

Yo soy el tresista que con mucho amor
canta, toca y baila versos del folclor,
canta, toca y baila versos del folclor
yo soy el tresista que con mucho amor.

Soy un violinista de gran sentimiento
que canta en su casa a su nacimiento,
que canta en su casa a su nacimiento
soy un violinista de gran sentimiento.

Soy un parrandero tradicionalista
viva la parranda no soy egoísta,
viva la parranda no soy egoísta
soy un parrandero tradicionalista.

Nota: Datos tomados del texto "Estudio Poético del Cancionero de La Flor de Cojedes", de Isaías Medina López, editado por El perro y la rana (Caracas, 2007)

En cuanto a su lugar de origen le invitamos a escuchar de estos versos: ¿De dónde son las parrandas?

sábado, 23 de noviembre de 2013

Cantos de Parranda (3) Regalo de Reyes (Letras y audio musical)


Niña llanera en la fiesta de los Reyes Magos (archivo de Khaterine Hernández)

El talento es un verdadero "Regalo de Reyes Magos" (archivo de Hmendez Artellier)

TONADAS DE "LOS COMPADRES" 
En estos dos poemas navideños, apreciamos varios grandes rasgos de los tonos  de parranda. Uno  es que cada estrofa, de manera democrática y participativa,  es entonada por los diferentes cantores-instrumentistas que orquestan la agrupación. Otro es el cierre o apertura con versos cantados en coro, como muestra de unidad y fraternidad de toda la agrupación en torno a la poesía de las diferentes estrofas. 

Las comadres y los compadres constituyen una fuerza social y familiar 
de mucha solidez en los Llanos de Cojedes (archivo de Sandra Garzón)


Estos cantos pertenecen al prestigioso grupo de parrandas “Los Compadres”, dirigido por el poeta Onaise Sandoval y creado con este nombre el 15 de diciembre de 1979, con base a la agrupación “La Flor del Aguacate” de muy anterior data.    

Producción discográfica N° 17 del grupo Los Compadres




LA PASCUA ´E LOS HOMBRES

I- La noche está clara, la alumbró un lucero,
un rayo de luz,  va por un sendero.
es una parranda con su farolero,
cantando en las noches radiantes de enero.

II- Ábranle la puerta a los parranderos
que ahí van Los Compadres alegrando pueblos
dándole  Los Reyes;  damas y caballeros
La Pascua é Los Hombres costumbre  llanero.

III- Deme acá  un palito, que sea caminero.
pidió un integrante a sus compañeros
que voy de parranda, tres días enteros,
cinco, seis y siete  por mil correderos.

IV- Recordar  Los Reyes qué tiempos aquellos
cuando el dueño é casa mataba un becerro,
un marrano gordo o un gallinero
y el cuarto repleto de cajas de añejo.

V- Bateas de hallacas y chicharrón por cerros
trojas de topocho y de hervido caldero,
de cien patarucas con gusto casero
y ca` rato un trago pa` Los Parranderos.

VI- Así eran los Reyes  que otrora existieron,
en los vecindarios, caseríos y pueblos
aquellas costumbres que bien se vivieron
sigamos el ejemplo de los tiempos viejos.

VII- Mantener  los Reyes entre parranderos
ese es nuestro reto honesto y sincero,
y que los oyentes sirvan de escudero,
para proteger a los herederos.

VIII- Si no canto en Reyes de tristeza muero,
llorará  mi cuarto, mi fiel compañero
y la poesía de mi cancionero,
no tendrá la musa de un verso pascuero.

IX- La vieja tambora silenciará el cuero,
no ronca el furruco por no haber Lutero
que haga una verada de un fino madero
con cera e´guanota pa´ buen furruquero

X- La alegre charrasca con su charrasquero.
le dirá al chirringo, el más bullanguero,
que aquellas maracas con mil agujeros
en su melodía  denota un puchero.

XI- Los últimos días para un parrandero,
de cantar parrandas, si es que es parrandero
es la Epifanía o Fiesta de Enero
hay que despedirla sonando los cueros.

XII- Se apagó el farol, se escondió el lucero.
Los Reyes se van conforme vinieron
La Pascua e´ Los Hombres, que hasta hoy se cumplieron.
se van despidiendo hasta el próximo enero.


ARBOLITO NACIONAL

I -Llevo un sentimiento marcado en el alma,
donde la alegría me roba la calma
porque un arbolito en mi patria amada
en este diciembre adornará las pascuas.
(Coro) Y el araguaney encienda su gala
Luces navideñas en esta temporada.

II- Que las mariposas posen en sus ramas
y la enredadera sean las guirnaldas
bellas bambalinas, frutas, mermeladas,
luces de cocuyo y rocíos  del alba
(Coro)Y el araguaney encienda su gala
Luces navideñas en esta temporada.

III-  Que un espejo de agua concentre miradas,
para que se vean en la arbolada
sus trajes floridos para la llegada
de la navidad época sagrada
(Coro) Y el araguaney encienda su gala
Luces navideñas en esta temporada.

IV- Que los manantiales, lagunas y cascadas
inviten al rio y a la fiel quebrada
para que su espuma sea la escarchada,
y estrellas fugases prenden y apagan.
(Coro) que el araguaney encienda su gala,
Luces navideñas en esta temporada.

V- Que entre sus follajes se vean colgadas,
las cartas de amor en mieles variadas
que los tucusitos lean las portadas
y  sepan cual la flor está enamorada.
(Coro) del araguaney encienda su gala,
Luces navideñas en esta temporada.

VI -Que la luna llena radiante y bien clara,
con el arcoíris combinen bengalas
se encienden mil colores por la madrugada
en la noche buena la más esperada.
(Coro) y  el araguaney encienda su gala,
Luces de navideñas en esta temporada.

VII- Que el gran apamate de flores moradas,
con el viejo cedro, madera preciada
sigan al samán hasta la morada,
donde mi arbolito tendrá la velada.
(Coro) y el araguaney encienda su gala
luces navideñas en esta temporada.

VIIIQue la flor de bora se extienda en bandadas
que de los cardonas se esperan llegadas.
y así el frailejón especie  invitada,
venga en compañía del cucuy de Lara.
(Coro) y el araguaney encienda su gala,
luces navideñas en esta temporada

IX- Que el viento en su eco semeje parrandas,
y pase silbando versos y tonadas.
que el caña melar con su olor a caña
brinden por las pascuas con ron y champaña
(Coro) que el araguaney encienda su gala,
luces de colores en esta temporada.

X-Que de  los maizales, salgan las hallacas,
de carne del monte, de venado y lapa.
que la hoja de cambur le sirva de capa,
pa envolvé en sabor el pan de las pascuas.
(Coro) y el araguaney encienda su gala,
luces navideñas en esta temporada.

XI- Que árboles frutales traigan por canastas
exquisitos dulces de variadas matas
como la toronja, lechosa y batata
el plátano ´e postre que nunca hace falta.
(Coro) que el araguaney encienda su gala,
luces navideñas en esta temporada.

XII-Que los arbolitos vuelvan a las salas,
con la blanca espuma de una jabonada
y así esta costumbre tan venezolana,
siga floreciendo por mil  temporadas.
(Coro) que el araguaney encienda su gala,
luces navideñas en esta temporada.


Escuche esta canción de Los Compadres en: 


Poemas tomados del Trabajo Especial de Grado, de la UNELLEZ-San Carlos:  "ESPIRITUALIDAD NAVIDEÑA Y POÉTICA DE LA PARRANDA “LOS COMPADRES”. Tutor: Julio César Arenas Bravo. Autoras: Roxana Hernández   y Lenimar Pedroza.