jueves, 30 de enero de 2014

La Virgen Morena y Milagrosa de La Candelaria (Costumbres, cantos y fotografías)

La Virgen morena  de La Candelaria presentado a Jesús en el Templo de La Coromoto

La Presentación de Jesús en el Templo origina esta bella tradición
(detalle de una obra de Alejandro y Mary Lanetti)

SIGNIFICACIÓN. Todo comenzó el 2 de febrero de nuestra era con la Presentación de Jesús en el Templo realizado por la Virgen María y San José, cumpliendo con la norma religiosa. Cuentan que el Niño Divino se puso de pie y alabó a Dios creador:  “iluminándose”,  inmediatamente,  las almas de los tres personajes,  bajo los cantos de un coro celestial de ángeles que proclamaron el acontecimiento.  Este hecho marca profundas significaciones: 1-Que las costumbres tienen un peso innegable y específico. 2-El 2 de febrero es el verdadero cierre de la temporada de  festejos de la Natividad del Salvador (o Navidad como le decimos). 3- La iluminación que comparte la Virgen con nosotros se repite en esta fecha. 4- Este es un día de canto y festejo que deben celebrar padres e hijos. 

Procesión diurna (archivo de Carmen L. Pereira)

(Procesión de la Virgen en los Llanos)

El culto y devoción a la Virgen de la Candelaria es un legado del ancestro canario que anima la sociedad llanera desde los lejanos días de la Colonia y a quien se le debe reconocer la difusión de esta práctica en el más amplio contexto internacional por medio de sus laboriosos hijos. 

Detalle de Procesión diurna (archivo de Carmen L. Pereira)

 Entre las  distintas localidades venezolanas que celebran ferias populares de La Candelaria, citamos a El Baúl,  Valle de la Pascua, Cantaura, Mérida y El Limón, y suelen durar varios días. Igual  renombre alcanzan en Puno (Perú); Tlacotalpan (México) y Cartagena (Colombia).   

Paseada por jóvenes estudiantes  (Archivo de Beto Mirabal)

LA COSTUMBRE DEL CANTO. Tal como lo hicieran los ángeles en la "Presentación de Jesús", hay la costumbre de cantar en este día.   El canto que presentamos es típico de las parrandas llaneras  y propicia el retiro  de los adornos de esta época: arbolitos, pesebres o belenes  y otros realces.  En esta práctica el parrandero confiesa su amor a la Virgen Morena que brinda “permiso para cantar” y a quien  confía, justificadamente, su protección: “Es La Candelaria la que da la vida / me quiere y me ama, cura mis heridas”, como bien apreciaremos en estos “versos tornaos” (que retornan) interpretados por los cantores de La Flor de Cojedes, oriundos de Tinaquillo.

En la santa iglesia de La Candelaria
se encuentra la virgen llena de plegarias.
Se encuentra la virgen  llena de plegarias
en la santa iglesia de La Candelaria.

Adornada con flores (archivo de Carmen L. Pereira)

Es La Candelaria la que da la vida
me quiere y me ama, cura mis heridas.
Me quiere y me ama, cura mis heridas;
es La Candelaria la que da la vida.

La virgen morena milagrosa y santa
La Flor de Cojedes te graba y te canta.
La Flor de Cojedes te graba y te canta;
la virgen morena milagrosa y santa.

Oír misa entera todos los domingos
en La Candelaria: ese es mi delirio.
En La Candelaria: ese es mi delirio
oír misa entera todos los domingos.

Le pido a la Virgen con mucha frecuencia
todos los domingos en la santa iglesia.
Todos los domingos en la santa iglesia
le pido a la Virgen con mucha frecuencia.

Soy un buen creyente de mi religión
le pido a la virgen con el corazón.
Le pido a la virgen con el corazón;
soy un buen creyente de mi religión.

El dos de febrero celebra su día
la virgen morena con mucha alegría.
La virgen morena con mucha alegría;
el dos de febrero celebra su día.








(Fiesta de la Candelaria en San Carlos)




A La Candelaria le dejo mi canto
golpes de parrandas y notas de cuatro.
Golpes de parrandas y notas de cuatro;
a La Candelaria dedico mi canto.

Canto con amor para divertirme
pidiéndole a Dios y a la santa virgen.
Pidiéndole a Dios y a la santa virgen
canto con amor para divertirme.

Le pido a la virgen amor y cariño
la vida y salud de todos los niños.
La vida y salud de todos los niños;
le pido a la virgen amor y cariño.

Yo quiero cantarle a mi virgen santa
mientras que yo viva y me de garganta.
Mientras que esté vivo y me de garganta;
Yo quiero cantarle a la virgen santa.

Candelaria eres y siempre serás
Virgen Protectora de la humanidad.
Virgen Protectora de la humanidad
Candelaria eres y siempre serás.

A La Candelaria y sus habitantes
con la santa virgen van hacia delante.
Con la santa virgen van hacia delante;
a La Candelaria y sus habitantes.

Virgencita santa, virgencita bella
eres para mí una linda estrella.
Eres para mí una linda estrella;
Virgencita santa, virgencita bella.

Soy un gran creyente y un gran devoto;
le ruego a la virgen ruega por nosotros.
Le ruego a la virgen ruega por nosotros;
soy un gran creyente y un gran devoto.

Es La Candelaria la que da permiso
para que yo cante sabroso y bonito.
Para que yo cante sabroso y bonito;
es La Candelaria la que da permiso.

Con mi virgen santa yo llego hasta el fin
cantando aguinaldo, tocando violín.
Cantando aguinaldo, tocando violín;
con mi virgen santa yo llego hasta el fin.

Hace mucho tiempo que quería cantarle
a La Candelaria mi verso agradable.
A La Candelaria mi verso agradable;
hace mucho tiempo que quería cantarle. 


 El "Candelario" de la velas de María es muy distinto al  "Candelorio" del Infierno
(Detalle de una pieza de Amilcar Alejo)

EL RITUAL DE LA ILUMINACIÓN. María comparte la luz y pureza  recibidas ese día por medio de la llamada “Vela Candelaria”, la cual  es una protección de primer orden, extensible a  toda la familia. La vela se enciende en el lugar donde estaban los adornos de la Navidad, se reza un Padre Nuestro y un Ave María, luego se canta y al terminar este ritual, se apaga la vela, que permanecerá guardada y solamente se encenderá de nuevo en caso de necesidad. Dicha luz posee dos colores: el dorado del sol eterno celeste  y el rojo de nazarena sangre  unificados bajo una misma llama. Cuentan  que hay una  Vela La Candelaria prendida en el cielo por cada seguidor de María y que encender tal luminaria establece un pacto con Nuestra Señora. 
(Mujeres canarias celebran a su virgen en Cojedes)

Imagen en el archivo de Beto Mirabal

(Detalle del Festejo en San Carlos)

Detalle en el archivo de Pilar Guerra



(En Santa María de Ipìre, Guárico)

LA LITERATURA. Enorme deuda tiene nuestra literatura con un uno de los tantos sitios  apadrinados con el nombre de esta virgen. Edgar Colmenares del Valle refiere que Rómulo Gallegos confesó: “En el hato La Candelaria de Arauca, conocí también a Antonio Torrealba, caporal de sabana de dicho fundo -que es el Antonio Sandoval de mi novela- y de su boca recogí preciosa documentación que utilicé tanto en Doña Bárbara como en Cantaclaro. Ya tampoco existe y a su memoria le rindo homenaje por la valiosa colaboración que me prestó su conocimiento de la vida ruda y fuerte del llanero venezolano”. Resaltamos que la importancia de este hato es tal que todavía se le toma como sinónimo de la riqueza ganadera de los Llanos. 

El moreno color de la devoción; estampa genuina de La Candelaria

LA VIRGEN DE PIEL MORENA. Orgullo de muchas pueblos es el tono  cobre mestizo que reviste la piel de sus nativos. En la región llanera este color representa un valor de identidad supremo a través del cual brota  la igualdad entre sus hijos y el parentesco legítimo con la adorada patrona la Virgen de La Candelaria.

Tal como lo hace nuestro pueblo en Letras de Cojedes seguimos el lema de esta fotografía.

Mil gracias por su visita. 

2 comentarios:

Sonia Le Lo dijo...

Encantadora entrada, con gran interés y agrado lo comporta. Nada mejor que mostrar esa cultura que tan bien nos muestras, saludos!!

María PAZ dijo...

Hoy es un día en el cual se ve lo grande en lo pequeño y rutinario. Es un día para recordar nuestra consagración bautismal y la ofrenda de nuestra pequeñez a nuestro Dios y a nuestra Madre.
Entrañable entrada.

Un saludo fraterno.