lunes, 4 de enero de 2010

Cofradías. San Juan Bautista y San Juan Niño. Fotografías

*Imagen portada por una integrante de la Cofradía de San Juan Niño, 2007

Saludos. Abrimos nuestra bitácora con este enlace dedicado a San Juan Bautista y San Juan Niño. Las gráficas que usted verá pertenecen al Proyecto de Servicio Comunitario "Conservación de la Literatura Oral y la Religiosidad Popular del Sector Cerro San Juan", desarrollado por la UNELLEZ y la Fundación San Juan Bautista Niño (fundada en 1975), junto a distintas cofradías, instituciones culturales, cultores populares y vecinos, en San Carlos, Cojedes, rincón llanero de Venezuela. De antemano nuestro agradecimiento a los numerosos estudiantes, cultores y amigos que nos hacen llegar estas gráficas. 

Las cofradías dependen del factor humano que los apoye. Aquí se aprecia un grupo de estudiantes la UNELLEZ-San Carlos durante un Velorio de Cierre 
o "bailorio" de Cruz de Mayo.
  
Tamboreros de la cofradía de San Juan Bautista Niño 

"Dejad que los niños vengan a mí, dijo Jesús. San  Juan Bautista Niño simboliza la esperanza que renueva el espíritu y la vida de los devotos. Inocencia y pureza. 


Aunque la bailarina Salomé pidió su muerte, en la tradición popular las bailarinas le devuelven la vida, tal como se aprecia en esta recorrido; las imágenes de San Juan Bautista encabezan la marcha y luego la de San Juan Bautista.


La elaboración y custodia de los altares es un honroso motivo de orgullo  que le garantiza bendiciones a quien lo ejecuta. Los altares de esta cofradía incluyen: 1-Cruz de Mayo; 2- San Juan Bautista y San Juan Niño y 3-Virgen del Carmen, tal como se aprecia en la gráfica anterior.   

 El capitán de la cofradía hermana "Diablos Danzantes de San Juan Bautista" retira su máscara para recibir la "Bendición de la Lluvia de San Juan". Esta cofradía tiene una trayectoria de más de   130 años.



La tradición del culto a  San Juan Niño comienza muy temprana edad- Estos jóvenes suelen tener varios  años de práctica aún en edad escolar. 


El arribo de las distintas  cofradías es un "festejo" dentro de la fiesta e implica distintas coreografías y rituales de profundo contenido espiritual para los integrantes de cada agrupación.

Desde que salen los primeros rayos del sol del 24 de junio las bailarinas universitarias y las de la Fundación San Juan Bautista Niño -al ritmo trepidante de los tambores-  comienzan a darle calor a la fiesta. Las estrechas calles y sol de la tarde llanera no frenan el entusiasmo de la cofradías.

Una vez más,  con el compromiso de volver, las bailarinas que reviven a San Juan cierran con orden y alegría la fiesta ante sus compañeros y vecinos.



En la noche la cadencia del tambor y la dinámica del baile se apodera de la calles. Universitarios y vecinos continúan el festejo hasta el límite de sus fuerzas.

Gracias por su visita. Isaías Medina López